Ben Sidran
Domingo 18. Centro Cultural Palacio de la Audiencia. 21:15 h.

Ben Sidran (Chicago, 1943) es pianista, cantante, hombre de radio y televisión, escritor y periodista norteamericano. Crece en Racine, Wisconsin; a los siete años aprende piano con un músico del barrio y en su época estudiantil monta un trío de jazz tocando los fines de semana con Steve Miller y Boz Scaggs. Aparece pronto en los primeros discos de Steve Miller Band (Children of The future, Grave New World) y también escribe las letras de las canciones del grupo. Se instalará en Londres durante varios años; se doctora en la Universidad de Sussex con una decisiva tesis sobre el desarrollo de la música afroamericana (Black Talk, 1971). Colabora con Eric Clapton, Peter Frampton, Rolling Stones y Jesse Davis. En 1971 en Los Ángeles graba Feel Your Grove, el primer disco bajo su nombre. Mientras da clases en el Universidad de Wisconsin, conduce el programa de televisión The week-end starts now y graba I Lead A Life, Putting In Time On Planet Earth y Down to the bone para el sello ‘Blue Thumb’. Entre 1976 y 1979 graba con Woody Shaw, Blue Mitchell, Tony Williams y produce nuevos programas de televisión, alternando su estancia entre Europa y Estados Unidos. En 1980 trabaja como productor de videodiscos para la compañía japonesa Pioneer. Tres años más tarde se convierte en el animador del programa de radio Jazz Alive. La publicación en 1991 de Cool Paradise tuvo una favorable acogida y ayudó a relanzar la carrera de Georgie Fame, desde ahora compañero estable con Sidran en el nuevo sello ‘Go Jazz’. Una exitosa colaboración posterior con G. Fame, además de Van Morrison y Mose Allison se materializó en el álbum tributo The Songs of Mose Allison (1996)

Pianista y cantante, a la vez que observador crítico y erudito del universo del jazz, Ben Sidran constituye, por sí solo, un pequeño mundo aislado. Su repertorio se basa en ‘standars’, en clásicos del jazz, pero también en temas originales con textos llenos de humor y de sutileza que son como guiños a los monumentos de la historia del jazz. Su manera de tocar el piano es semejante a la de su voz, sin ronquera ni efecto de gancho, y privilegia la claridad y la espontaneidad; sus frases son articuladas al estilo de los ‘boppers’, con vivacidad, dinamismo y swing.